f

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore. Excepteur sint lorem cupidatat.

¿Cuál es al diferencia entre patentes y marcas?

¿Cuál es al diferencia entre patentes y marcas?

 Muchas personas nos preguntan por las diferencias entre patentes y marcas así que hemos decidido escribir un artículo explicando las distinciones entre ellas. Hoy no vamos a centrarnos en las diferencias con el diseño industrial y modelo de utilidad que a pesar de estar relacionados dejaremos para más adelante.

 

Patentes, Marcas y la Propiedad Industrial:

 

 Para empezar hay que dejar claro que ambas se integran dentro del concepto de Propiedad Industrial, éste tipo de propiedad se diferencia de la propiedad intelectual en que supone un derecho tanto para personas como empresas sobre una invención, un diseño industrial o compañía mientras que la Propiedad Intelectual se refiere a una obra autoral o experimental como puede ser una canción, un libro o un cuadro por poner algunos ejemplos.

 

 La propia OEPM establece dos definiciones bien distintas. Por un lado establece que las Marcas o Nombres Comerciales (entre los que se incluyen signos distintivos) “protegen combinaciones gráficas o denominativas que ayudan a distinguir en un mercado productos o servicios de otros similares ofertados por la competencia.” Mientras que para las Patentes lo define como “invenciones protegidas que pueden ser productos o procedimientos susceptibles de reproducción y reiteración con fines industriales.”

 

 Por tanto, una patente tiene como finalidad proteger una invención mientras que la marca protege la identidad y reputación de los productos o servicios de las empresas que los prestan. Otro aspecto a tener en cuenta es que a pesar de lo que se escucha habitualmente, no se puede patentar una marca, ésta se registra.

 

 A la hora de llevar a cabo la solicitud de registro, la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) en el caso de España interviene en el reconocimiento de propiedad industrial y el Registro de la Propiedad Intelectual en el de los derechos de Propiedad Intelectual. La OEPM presenta una serie de categorías por las que cada marca se rige a nivel comercial de manera que si dos marcas con una denominación escrita o gráfica similar se encuentran en la misma categoría pueden producirse incompatibilidades a la hora de vender productos o servicios ya que podría considerarse plagio o bien competencia desleal. Por ejemplo si una marca previamente registrada encuentra una nueva cuyo nombre sea muy similar y se genera confusión en el consumidor sobre el titular real de esa marca, estos pueden reclamar la anulación de la última marca solicitada ante la oficina de patentes y marcas correspondiente para evitar un aprovechamiento ilícito de la reputación de la primera.

 

 Si queremos registrar una patente, la OEPM nos ofrece un tipo de protección que nos protege a la hora de plagio de terceros siempre y cuando cumpla una serie de semejanzas técnicas que se encuentren en una patente ya existente aunque esta esté siendo utilizada en otro producto distinto al nuestro.

 

 En cuanto al registro de la marca, hace referencia a lo que caracteriza un elemento como puede ser un logotipo o nombre de la misma de modo que protegeremos la reputación de la marca para que terceros no puedan apropiarse de ella. Además, como ya comentamos, se establece una clasificación de productos y servicios en distintas categorías numéricas para el registro de marcas comerciales, de fábrica o servicio dentro de la Unión Europea. Es el llamado Arreglo de Niza, que establece una clasificación que asigna productos en forma de clases de la 1 a la 34 y a servicios desde la 35 a la 45.

 

 Para las patentes se utiliza el Arreglo de Estrasburgo, que establece una  clasificación internacional de patentes desde 1975 y que se utilizan en más de 100 países del mundo para determinar los inventos o creaciones industriales y protegerlas.

 Aunque de cara a la especialización dentro del sector de la Propiedad Industrial en España es imprescindible realizar un estudio pormenorizado de estos elementos así como de otros muchos que tienen cabida en el Máster en Propiedad Industrial, Intelectual, Competencia y Nuevas Tecnologías que ofrecen en PONS Escuela de Negocios en colaboración con la URJC al que todavía estás a tiempo de apuntarte haciendo click aquí.