f

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore. Excepteur sint lorem cupidatat.

El impacto de las falsificaciones en España

El impacto de las falsificaciones en España

Hoy en día España pierde más del 10% del volumen total de sus ventas debido a los productos falsificados, lo que se traduce en más de 6.700 millones de euros, y la destrucción de 54.000 puestos de trabajo, según las estimaciones realizadas por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). Este impacto de las falsificaciones en España llega a elevarse a los 60.000 millones de euros en toda la Unión Europea, y a este dato se le suman los 15.000 millones de euros anuales que se pierden en ingresos fiscales y contribuciones a la Seguridad Social.

Las estadísticas son claras. España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor número de casos de falsificaciones, tan solo por detrás de Alemania, Bélgica e Italia, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En cuanto a Comunidades Autónomas, Andalucía, la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid concentran gran parte de este mercado negro.

Sectores más afectados

El último Informe del EUIPO sobre la sobre la vulneración de los Derechos de Propiedad Industrial, destaca que el sector de la confección, calzado y accesorios, y el de los cosméticos y artículos de cuidado personal son los más afectados. Y que el mercado de las falsificaciones está muy especializado. Así, si de Turquía se exportan prendas de vestir falsificadas; de Hong Kong todo lo relacionado con la telefonía y la informática; y de Malasia productos de cosmética.

Contra la Propiedad Industrial

Pero las falsificaciones de productos y su venta ilegal no solo dejan consecuencias económicas directas para el sector del comercio y la sociedad, sino que este problema va mucho más allá. Los números confirman que hablamos de un problema real que impacta y afecta a toda la sociedad, no solo en términos económicos, de recaudación o de destrucción de empleo, sino también de delitos en materia de Propiedad industrial por la vulneración de los derechos de los titulares de marcas y de diseño. Aunque en ocasiones uno no llega a ser consciente de ello, detrás de una falsificación hay una vulneración de la Propiedad industrial, y esto se persigue en el Código Penal. A este tema le damos especialmente importancia en el Máster en Propiedad Industrial, Intelectual, Competencia y Nuevas Tecnologías que impartimos en nuestra Escuela de Negocios.

146 euros al año

La sensibilización de la opinión pública con el mercado de las falsificaciones es fundamental. La Administración e instituciones como la Oficina Española de Patentes y Marcas, han impulsado distintas iniciativas que muestran cómo la distribución y la comercialización de productos falsificados o de imitación tienen consecuencias negativas en materia de economía, empleo, innovación, e incluso en riesgo para la salud y de seguridad de los propios consumidores.

La sociedad debe cambiar el comportamiento y la actitud sobre la adquisición de los productos falsificados. Los consumidores deben conocer todas las consecuencias. El impacto de las falsificaciones en España es evidente. A cada español las falsificaciones le cuestan 146 euros al año.